La ecografía 3D: ¿cuál es su utilidad en medicina reproductiva?

«Ser madre a qué edad», por el Dr. Eduard Gratacós
21/03/2019
El papel de la psicología en la reproducción asistida: ¿cómo puede ayudarnos?
21/03/2019

La ecografía 3D: ¿cuál es su utilidad en medicina reproductiva?

ecografia-3D

La ecografía es una prueba diagnóstica clave en el embarazo, que permite valorar las estructuras y anatomía del feto, así como el estado de la mujer. Pero la ecografía en medicina reproductiva, especialmente la tridimensional, también es clave para realizar un estudio básico de los órganos reproductivos de la mujer. Hablamos con la Dra. Cristina Ros sobre los avances en ecografía 3D en medicina reproductiva. Ella es ginecóloga especialista en técnicas de la imagen en reproducción asistida y médico consultor de FIVclínic.

La Dra Cristina Ros fue, durante su periodo de formación, médico residente de Obstetricia y Ginecología en el Hospital Clínic de Barcelona. Allí vivió la aplicación de los avances tecnológicos de la imagen ecográfica en el estudio de la morfología fetal de la embarazada. Más tarde, interesada por la ecografía ginecológica, aprendió cómo aplicar la ecografía tridimensional. a lo largo de su carrera, vivió el aumento de resolución de las imágenes en el ámbito de la Ginecología y la Reproducción. Tras varias estancias formativas en Italia, Polonia y Brasil, con ecografistas expertos, trasladó esa nueva visión a su práctica diaria en el Clínic.

¿Qué aporta la ecografía 3D en medicina reproductiva?

El primer avance que permitió el uso de la ecografía 3D es sustituir la histeroscopia diagnóstica como estudio básico de cavidad uterina por la ecografía transvaginal en 3 dimensiones (3D). “El desarrollo de la ecografía transvaginal tridimensional nos aporta la valoración, no sólo de dos planos, sino también de un tercer plano de los genitales internos: el plano coronal. Es el plan de elección para identificar y clasificar malformaciones uterinas. Entre ellas, septos uterinos, úteros bicornes o úteros unicornio, que pasarían desapercibidas en el estudio bidimensional y tienen repercusiones reproductivas relevantes”, señala la Dra Ros.

Además, la ecografía 3D en medicina reproductiva también permite valorar con más precisión la posible imprenta de un mioma sobre la cavidad endometrial. También su tamaño o volumen. Y, en el caso de adherencias, cicatrices o raspados, la ecografía tridimensional permite la visualización del tamaño exacto de la cavidad uterina. Esto permitie una mejor evaluación de cualquier área de posible distorsión.

“Hoy, indicamos la realización de una histeroscopia sólo en el caso de identificar o sospechar patología endocavitaria al realizar la ecografía 3D, técnica mucho más confortable para la paciente”, añade Ros.

La tecnología 3D también es aplicable ante el hallazgo de tumoraciones ováricas o de patología tubárica. Y es que ofrece la visualización de un tercer plano y la posibilidad del análisis off-line del volumen obtenido.

Ejemplo de una ecografía 3D.

¿Se debe realizar una ecografía 3D antes de un tratamiento de reproducción?

“Sí, la ecografía tridimensional es una prueba útil para la valoración de la cavidad uterina previa a realizar un tratamiento de reproducción asistida. También como examen más detallado de patología de los ovarios o trompas de Falopio», explica.

“Mi actividad aplicada al mundo de la reproducción es gratificante y motivadora, ya que ayuda a un mejor abordaje de la mujer que desea un embarazo”, explica Ros.

Cristina Ros. Ginecóloga especialista en técnicas de la imagen en reproducción asistida y médico consultor de FIVclínic.


Fem servir cookies pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis mitjançant la personalització de l'accés a la nostra pàgina i l'anàlisi dels vostres hàbits de navegació. Si continueu navegant, hom considera que n'accepta el seu ús.

ACEPTAR
Aviso de cookies