“Ser madre a qué edad“, por el Dr. Eduard Gratacós

La ecografía 3D
21/03/2019

“Ser madre a qué edad“, por el Dr. Eduard Gratacós

Aprende a vivir mejor

Se puede ser madre en momentos muy diferentes de la vida, pero ¿hay una edad ideal? La edad media del primer hijo ha aumentado con el tiempo. Sucede a casi todo el mundo, pero especialmente en el sur de Europa y, por supuesto, en España. Las embarazadas de más de 35 años han pasado del 5% en los años 70 al 25-35% de hoy. El cambio se explica por motivos económicos y culturales. Para muchas mujeres trabajadoras, un embarazo aún puede frenar su carrera, con lo cual su decisión se pospone durante años. Además, hay una tendencia social a retrasar la edad de la maternidad.

Biológicamente, la edad ideal para un embarazo está entre 25 y 28 años, pero también podríamos decir que estamos programados para vivir menos de lo que lo hacemos hoy. Los avances médicos son una revolución contra la selección natural, la esperanza de vida ha aumentado y los conceptos clásicos de juventud y vejez han cambiado. Así, para muchas parejas, el momento de encajar una maternidad en su vida es más allá de los 35.

Pero, aunque la salud y la medicina son infinitamente mejores, retrasar mucho la edad de embarazo tiene inconvenientes.

El problema más obvio es la reducción de la fertilidad. La edad de menopausia no ha cambiado. La calidad y cantidad de óvulos se reduce con los años y a partir de los 35 años bajan las posibilidades de una gestación espontánea. Aunque todavía muchas lo consigan, se incrementa el número de parejas que necesitan reproducción asistida. Una vez conseguido, estadísticamente se trata de embarazos con más posibles riesgos, sí, pero la mayoría de mujeres con buena salud no notarán cambios relevantes entre un embarazo a los 30 o los 40.

En relación al feto, cierto es que hay más probabilidad de malformaciones o anomalías cromosómicas. Históricamente, se consideraba que los 35 eran una edad «límite», pero eso hoy no tiene ninguna base científica. Sí que hay un aumento progresivo: a los 25 años el riesgo de síndrome de Down es de 1 entre 1000, mientras que los 40 es de 20 entre 1000. Hay un aumento claro con la edad, pero incluso a los 40 , la probabilidad real es del 2%. Además, hoy en día disponemos de gran cantidad de pruebas, incluso no invasivas, para la detección precoz de estas anomalías.

La madre también tiene más probabilidad de sufrir complicaciones, entre ellas, aborto, parto prematuro, retraso de crecimiento fetal-que oscila entre un 1% y un 3% – y un leve incremento de diabetes o hipertensión. El embarazo es una sobrecarga para el cuerpo y puede acelerar la aparición de estos problemas, especialmente si ya existía una predisposición, y es más fácil que esto ocurra a los 40 que a los 30.

Pero, como sabemos, en la salud influye un poco la genética y mucho el ambiente, es decir, lo que nos cuidamos. De aquí que una mujer de 45 con muy buenos hábitos de salud puede tener un mejor embarazo que una de 30 con malos hábitos.

Por lo tanto, desde la perspectiva de salud pública, posponer los embarazos no es el mejor, porque aumenta la reproducción asistida y las complicaciones. Desde la personal, los riesgos son pequeños y la mayoría pueden plantear embarazos hasta los 45 (o más) si hay buena salud. Otra pregunta es si es bueno, malo, o tanto es que los padres nos llevamos con frecuencia 40 años con algunos de nuestros hijos. Pero eso es otra historia …

Autor: Eduard Gratacós Solsona
(Ilustración: Judit García-Talavera)

Fem servir cookies pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis mitjançant la personalització de l'accés a la nostra pàgina i l'anàlisi dels vostres hàbits de navegació. Si continueu navegant, hom considera que n'accepta el seu ús.

ACEPTAR
Aviso de cookies